Todos somos Hélicon, demostrémoslo

Ya ha pasado una semana, no es mucho pero es lo suficiente para reflexionar con algo de perspectiva.

El pasado 24 de junio en el Colegio Hélicon​ los cooperativistas reunidos en Asamblea decidieron por mayoría reelegir a su presidente al que una vez más quiero dar desde aquí mi sincera enhorabuena, esto significa que la candidatura a la presidencia de nuestra cooperativa que yo misma representaba no recibió el apoyo necesario. Por tanto, aún teniendo en cuenta que hago un balance positivo a la vista de los votos recibidos en las actuales circunstancias, debo hacer un ejercicio de reflexión democrática asumiendo mi derrota. Ahora lo que me queda es analizar las causas de estos resultados y ser consecuente con las inquietudes que he manifestado y que seguiré manteniendo.

Sin ánimo de ser exhaustiva pero sin querer ignorar los hechos, me permitiré tan solo sugerir que las únicas decisiones que tomamos en nuestra vida son las que están realmente fundadas en nuestro conocimiento de las opciones disponibles, en eso estaremos todos de acuerdo. Ahora bien, para que exista tal conocimiento es preciso que esas opciones tengan la posibilidad de ser presentadas en un marco justo e igualitario, es decir, en igualdad de condiciones, es necesario que los que tienen el derecho a participar en la toma de decisiones, sepan fehacientemente que existe la posibilidad de una alternativa y deben saber en que consisten sus propuestas.

Como es sabido, el proceso electoral celebrado el pasado día 24 de junio para la renovación del Consejo Rector de la Cooperativa del Colegio Hélicon no permitió a los candidatos presentar sus candidaturas antes de la votación de los cooperativistas y tan solo se realizó dicho acto de presentación con posterioridad a la emisión del voto.

Obviamente no hace falta ser muy perspicaz para entender que el proceso no favoreció en nada a los candidatos que se postulaban como alternativa, los cuales no tuvieron la oportunidad de realizar su presentación y exponer sus propuestas ante la asamblea. Y esto, que en principio puede parecer poco comprensible, solo es a mi juicio, una muestra de los criterios de participación a los que estamos acostumbrados,  solo es un ejemplo del estilo de gestión que se ha convertido en costumbre en nuestra cooperativa. Con este análisis solo pretendo hacer visible que las formas y los métodos de participación y transparencia son a mi juicio mejorables. No abundaré más sobre el tema, todos podemos sacar nuestras conclusiones.

Como bien saben los seguidores de este blog que tuvieron la posibilidad de leer mi publicación de 23 de junio considero que después de once años como cooperativistas y miembros del equipo docente, el Colegio Hélicon es un centro educativo del que podemos estar todos satisfechos, no obstante mantengo también que actualmente estamos ante un gran reto y somos llamados a ser una referencia educativa en nuestro municipio y para ello debemos de prepararnos desde este mismo momento.

En mi presentación establecí una referencia en el tiempo, el año 2020, como la fecha en la que nuestro centro debería haber concluido una actualización necesaria e importante, dicha evolución precisaría de tres elementos irrenunciables: más participación de los cooperativistas en las decisiones, mayor transparencia en su gestión económica y un compromiso claro con la innovación tecnológica y pedagógica. Esta, a grandes rasgos, fue mi presentación de candidatura, propuestas que no pudieron ser elegidas porque no pudieron ser escuchadas con anterioridad a la votación. No abundaré sobre la cuestión pero os invito a todos a la reflexión.

Tan solo añadir que agradezco de corazón a quienes confiaron en mi persona para encabezar una alternativa de gestión en nuestra Cooperativa así como a los compañeros que decidieron también dar ese paso en la misma línea de presentar sus respectivas candidaturas.

Espero y deseo que al menos nuestras inquietudes y propuestas puedan servir de inspiración a quienes ahora tienen la responsabilidad de gestionar los intereses de todos nosotros, porque efectivamente, todos somos Hélicon.

Anuncios