Llegó el final de curso

Con muy poquitas jornadas ya para cerrar este curso escolar, el cansancio acumulado se nos empieza a notar un poco a todos.

Parece que fue ayer cuando volví a incorporarme al aula después de cuatro años imbuida en otros menesteres.

Un retorno difícil, como todos, pero gratificante por recuperar lo maravilloso que es trabajar rodeada de niños y así a los pocos días volvió a mi el placer de esta maravillosa vocación que estos años fuera no me han hecho perder.

El latir del aula solo puedes sentirlo cuando trabajas desde el corazón, es una experiencia única que te anima a entregarte y ofrecer esa pasión que estimula las sonrisas de los niños, su cariño incondicional, que cada día te hace darte cuenta que no te equivocaste cuando hace ya muchos años elegiste esta profesión.

Ha sido fácil, mis alumnos me han facilitado todo, pero tengo que decir que ahora es mejor que antes, porque ahora mi mirada es otra, es más serena, más abierta y receptiva, más experimental para saber aprender también de ellos y ver a través de sus ojos.

No hay prisa , no hay que demostrar nada, solo tengo que estar a su lado, a su altura, ser su guía, pero sobre todo aparecer cuando me necesitan.

Confianza, cariño, libertad, principales cimientos para el aprendizaje.

¿Por qué tanta preocupación en ocasiones por buscar una innovación forzada? Cuando no hay mejores innovadores que nuestros alumnos, con su creatividad son capaces de cambiar las cosas, solo tenemos que ofrecerles el espacio adecuado, escucharles y ayudarles proporcionándoles las herramientas que necesitan en cada momento.

Innovar “per se” no es sinónimo de progreso de mejora, no tendrá ningún valor esa acción si no cambiamos realmente la mirada hacia nuestros alumnos, si no dejamos que ellos también nos guíen. El cambio por el cambio no sirve. No busquemos un cambio, busquemos una transformación y preocupémonos más de ellos y no tanto de dar “imagen de”.

En ellos está el verdadero cambio, y si, nosotros tenemos responsabilidad , no podemos hacerles creer en un mundo ideal, en el que ni siquiera nosotros creemos, no podemos pedirles que sean buenas personas cuando nosotros no lo somos y olvidamos los valores y principios que deben ser la base de nuestras acciones. La mejor educación siempre estuvo basada en el ejemplo y eso no ha cambiado por más que algunos lo olviden.

Mirémonos primero a nosotros mismos para después poder mirar como lo hacen ellos, nuestros alumnos.

Es el momento de distinguir conceptos, no es lo mismo querer que amar, no es lo mismo educar que enseñar, no es lo mismo respetar que tolerar. Por eso a pocos días del final de curso, llega el momento de auto evaluarnos, de ser críticos con nosotros mismos y con lo que hemos dejado pendiente pero sobre todo, de todo lo que te queda por hacer.

Mi felicitación para todos los docentes que durante este curso han trabajado desde el corazón.

Feliz final de curso!!

Aprovechando el viento fuerte

eBJIgrh3TCeHf7unLQ5e_sailing-5

A veces tomamos decisiones esperando que sean acertadas y resultan un fracaso. Durante un tiempo analizas porque lo hiciste y para qué, te arrepientes, mientras por otro lado justificas el resultado, te sientes mal hasta que sin más remedio aceptas tu situación.

 Y sin darte cuenta, el fracaso que te pareció en su momento, se convierte en el mayor de tus éxitos, y por qué, pues porque simplemente ese no era tu lugar, ni tu objetivo. Es ese momento cuando recuerdas aquel pasaje de Alicia en el País de las Maravillas, que decía que puedes encontrar puertas impasables pero nunca imposibles.

Te das cuenta que tu travesía no ha terminado y que aunque no sabes cuál será tu destino definitivo, aprovechas el viento fuerte que ahora sopla a tu favor, ese viento que durante meses, semanas, días, horas… has esperado. Te paras un segundo, y no puedes evitar tener miedo pero quieres seguir navegando con determinación, disfrutando del momento. Y en esa parada agradeces a las personas que creyeron en ti y que te ayudaron.

Nunca dejaste de soñar, porque cuando sueñas cosas grandes logras cosas grandes  y sí, a veces los sueños se hacen realidad.

El silencio durante tanto tiempo, y la capacidad de adaptación al cambio te han hecho fuerte, tomar conciencia de tus pensamientos, de los que verdaderamente te permites y los que están en tu corazón, han hecho que des pequeños pasos para cumplir con tus objetivos. 

Es el momento de buscar nuevos horizontes, de volver a ilusionarte. Navegas ligera sin ninguna carga que te impida seguir hacia adelante, libre y feliz.

 

Enfocando la felicidad

Después de meses sin escribir en este blog, y ahora que se termina un año y empieza otro, llega el momento de soltar amarres y mirar hacia adelante.

Han sucedido muchas cosas, pero mi balance es positivo y no puedo más que estar agradecida de haber llegado hasta aquí sin haber dejado de ser yo misma.

Me gustaría dedicar estás palabras a todas esas personas que siempre estuvieron ahí, pero también a los que aparecieron cuando menos lo esperaba.

Ahora me encuentro en una etapa tranquila y sintiendo una paz que permite mirar hacia el futuro con optimismo, con serenidad y madurez y sin renunciar a mí misma. Ha pasado ya el tiempo de demostrar todo, ahora yo sé lo que soy y de lo que soy capaz.

¿Que qué quiero? Pues como lo mismo que resto de la humanidad, ser feliz. Pero la felicidad no es, según mi opinión, un ser sino más bien un estar, y a veces apenas un suspiro, un instante, un momento. Como una imagen capturada con mi cámara de fotos: momentos, instantes, sonrisas, miradas…una caricia.

Doy gracias por cada uno de esos momentos que me sorprenden cada día al lado de las personas que me quieren y a las que yo tanto quiero.

Me parece delicioso pararme, reflexionar y observar cada uno de esos detalles: la sonrisa de felicidad de Eva, la complicidad de mis padres tan unidos, y esos amigos que, aunque no veas todo lo que quisieras, sabes que están siempre ahí, y te mandan un beso o una sonrisa.

Despertarse por la mañana abrir mis ventanas, respirar, saludar al sol mientras su luz me acaricia suavemente.

Todas esas sensaciones que a veces pasan desapercibidas para nosotros pero que son las pequeñas/grandes cosas que nos hacen darnos cuenta de lo bonito de la vida y nos recuerdan que la felicidad no hace falta perseguirla, solo debes esperarla, buscarla pacientemente, hasta que consigues enfocarla y capturar ese momento.

Me siento bien, tranquila, y esperando aprovechar cada uno de los instantes de felicidad que el próximo 2016. Satisfecha del 2015 que se va para no volver.

En estos meses he descubierto que existe una fuerza a nuestro alcance que puede cambiar el mundo… es la sonrisa.
Sonriamos más por fuera y por dentro.
Gracias a todos por quererme, yo también os quiero.

Feliz Navidad y feliz 2016
¡Seamos felices!

 

Todos somos Hélicon, demostrémoslo

Ya ha pasado una semana, no es mucho pero es lo suficiente para reflexionar con algo de perspectiva.

El pasado 24 de junio en el Colegio Hélicon​ los cooperativistas reunidos en Asamblea decidieron por mayoría reelegir a su presidente al que una vez más quiero dar desde aquí mi sincera enhorabuena, esto significa que la candidatura a la presidencia de nuestra cooperativa que yo misma representaba no recibió el apoyo necesario. Por tanto, aún teniendo en cuenta que hago un balance positivo a la vista de los votos recibidos en las actuales circunstancias, debo hacer un ejercicio de reflexión democrática asumiendo mi derrota. Ahora lo que me queda es analizar las causas de estos resultados y ser consecuente con las inquietudes que he manifestado y que seguiré manteniendo.

Sin ánimo de ser exhaustiva pero sin querer ignorar los hechos, me permitiré tan solo sugerir que las únicas decisiones que tomamos en nuestra vida son las que están realmente fundadas en nuestro conocimiento de las opciones disponibles, en eso estaremos todos de acuerdo. Ahora bien, para que exista tal conocimiento es preciso que esas opciones tengan la posibilidad de ser presentadas en un marco justo e igualitario, es decir, en igualdad de condiciones, es necesario que los que tienen el derecho a participar en la toma de decisiones, sepan fehacientemente que existe la posibilidad de una alternativa y deben saber en que consisten sus propuestas.

Como es sabido, el proceso electoral celebrado el pasado día 24 de junio para la renovación del Consejo Rector de la Cooperativa del Colegio Hélicon no permitió a los candidatos presentar sus candidaturas antes de la votación de los cooperativistas y tan solo se realizó dicho acto de presentación con posterioridad a la emisión del voto.

Obviamente no hace falta ser muy perspicaz para entender que el proceso no favoreció en nada a los candidatos que se postulaban como alternativa, los cuales no tuvieron la oportunidad de realizar su presentación y exponer sus propuestas ante la asamblea. Y esto, que en principio puede parecer poco comprensible, solo es a mi juicio, una muestra de los criterios de participación a los que estamos acostumbrados,  solo es un ejemplo del estilo de gestión que se ha convertido en costumbre en nuestra cooperativa. Con este análisis solo pretendo hacer visible que las formas y los métodos de participación y transparencia son a mi juicio mejorables. No abundaré más sobre el tema, todos podemos sacar nuestras conclusiones.

Como bien saben los seguidores de este blog que tuvieron la posibilidad de leer mi publicación de 23 de junio considero que después de once años como cooperativistas y miembros del equipo docente, el Colegio Hélicon es un centro educativo del que podemos estar todos satisfechos, no obstante mantengo también que actualmente estamos ante un gran reto y somos llamados a ser una referencia educativa en nuestro municipio y para ello debemos de prepararnos desde este mismo momento.

En mi presentación establecí una referencia en el tiempo, el año 2020, como la fecha en la que nuestro centro debería haber concluido una actualización necesaria e importante, dicha evolución precisaría de tres elementos irrenunciables: más participación de los cooperativistas en las decisiones, mayor transparencia en su gestión económica y un compromiso claro con la innovación tecnológica y pedagógica. Esta, a grandes rasgos, fue mi presentación de candidatura, propuestas que no pudieron ser elegidas porque no pudieron ser escuchadas con anterioridad a la votación. No abundaré sobre la cuestión pero os invito a todos a la reflexión.

Tan solo añadir que agradezco de corazón a quienes confiaron en mi persona para encabezar una alternativa de gestión en nuestra Cooperativa así como a los compañeros que decidieron también dar ese paso en la misma línea de presentar sus respectivas candidaturas.

Espero y deseo que al menos nuestras inquietudes y propuestas puedan servir de inspiración a quienes ahora tienen la responsabilidad de gestionar los intereses de todos nosotros, porque efectivamente, todos somos Hélicon.

Hélicon 2020.- Hacia una gestión excelente

Participación, transparencia e innovación

Hélicon 2020.- Hacia una gestión excelente

Estimados/as compañeros y socios:

Me dirijo a vosotros con la humildad propia de quien se siente una más, una maestra más, una socia más y una compañera más. Soy lo que siempre desee ser y formo parte de un proyecto educativo con el que me identifico plenamente aun cuando creo que es razonablemente mejorable. Hoy por encima de todo soy maestra y soy feliz.

Como tantos valientes emprendedores hemos puesto toda nuestra ilusión durante estos años por aportar al Colegio Hélicon todo lo mejor de nuestro saber hacer profesional y de la experiencia que con los años hemos acumulado, pero quizás esto ya no es suficiente para responder a los retos que la sociedad actual nos demanda.

Nosotros como docentes sabemos bien cuál es la verdadera clave del éxito, sabemos que no nos vale solo el conocimiento, contamos con que no es suficiente con la experiencia, porque la ecuación del éxito exige una actitud muy determinada para enfrentarnos a nuevos retos.

Y en este caso la actitud del docente del siglo XXI debe ser la de asumir esos retos, aceptando que en una sociedad en permanente y vertiginoso cambio social y tecnológico las estructuras educativas y las metodologías de la enseñanza están obligadas a una permanente revisión y por supuesto los medios y formas de gestión de un centro educativo deben adecuarse también a los tiempos, haciendo de la transparencia y la excelencia algo más que un lema.

Por eso creo que hoy más que nunca nuestro Colegio Hélicon necesita una moderada renovación orientada a mejorar, actualizar y potenciar algunos aspectos de primer orden de los que depende en gran medida nuestro futuro y que me gustaría detallaros:

  • Mejorar los cauces de participación democrática en los asuntos que nos son de interés general, velando por el cumplimiento de nuestros estatutos.
  • Actualizar los criterios de buena gestión para aumentar la rentabilidad y eficacia por un lado y por otro los de transparencia económica de tal manera que los asuntos económicos que nos atañen a todos sean de dominio general y no supongan el más mínimo margen de duda.
  • Por otro lado el Colegio Hélicon no solo aspira a ser una empresa o cooperativa eficiente, también y por encima de todo deseamos verlo convertido en un Centro de Formación Integral de primer orden, donde la educación en valores y en ciudadanía sea un referente pero donde también nos preocupamos especialmente por situarnos y mantenernos a la vanguardia en la innovación tecnológica y pedagógica.

Para cumplir con estos fines he estudiado nuestras fortalezas y nuestras debilidades, he compartido mis ideas con otros compañeros también dispuestos a presentar sus candidaturas para asumir cargos de responsabilidad y trabajar juntos, he escuchado también algunas de vuestras  inquietudes y preocupaciones, he esbozado un sencillo plan estratégico cuyos primeros objetivos están programados para cumplirse en los dos próximos años y que sumadas a todas aquellas propuestas de interés general que me hagáis llegar serán mi hoja de ruta para los próximos dos años.

Todo esto me propongo llevarlo a cabo con vuestra ayuda y la colaboración del resto del equipo directivo, si es que decidís confiar en mí para que asuma la presidencia de nuestra cooperativa en la Asamblea General de Socios del próximo 24 de junio de 2015.

Deseo contar hoy con vosotros para compartir el Helicón del futuro, porque creo en un proyecto donde cada uno de nosotros tenga un papel decisivo y comprometido. Desde mañana todos seremos más en Helicón.

Un afectuoso saludo.-

Yolanda Pizarro Mancheño

Jornada de puertas abiertas en el Colegio Hélicon, el reencuentro con mi Comunidad Educativa.

“Rodearme de niños y niñas divirtiéndose me han devuelto un estado de alegría que ya echaba de menos”

El pasado domingo asistí a la celebración del “Día H 2015”, una jornada de puertas abiertas en el Colegio Hélicon de Valdemoro que pone el broche final a un curso intenso lleno trabajo y esfuerzo

Ha sido un placer volver a reencontrarme con alumnos, familias y compañeros, las horas pasadas allí rodeada de niños y niñas divirtiéndose me han devuelto un estado de alegría que ya echaba de menos. Estoy muy feliz de saber que vuelvo a casa, a mi colegio, a mi profesión, y que mi mochila esta cargándose de nuevas ilusiones y proyectos que espero poner en practica en mi aula a la vuelta del verano. ¡Nos vemos muy pronto familias!

 

Fin de curso con la Asociación “Casa del Maestro” de Valdemoro

La Asociación Casa del Maestro de Valdemoro forma parte del rico tejido asociativo de nuestro municipio pero no son una asociación más, con ellos disfruté hace unos días del mejor final de curso que se puede tener.

Compuesta mayoritariamente por docentes retirados del ejercicio profesional, la asociación se ha marcado unos fines esencialmente educativos, benéficos y asistenciales de los que están excluidos cualquier tipo de actividad lucrativa, entre sus actividades culturales están el grupo de teatro o la recién estrenada coral, además hoy día entre sus actividades se encuentran algunas de tipo social dedicadas a alumnos con necesidades de apoyo escolar y con escasos recursos, en estos casos nuestras maestras y maestros veteranos actúan como voluntarios participando de una cultura de servicio muy propia de la profesión vocacional a las que han dedicado gran parte de sus vidas.

El pasado sábado veinte de junio en calidad de miembro de la asociación y especialmente como admiradora del gran trabajo que hacen para nuestra comunidad, compartí con ellos una comida de celebración en la que tuvimos ocasión de homenajear a dos de nuestras compañeras que han llegado a su jubilación y también participar en en nombramiento de nuestro buen amigo Felipe Andres como socio de honor en reconocimiento por su gran ayuda en la dirección del Coro de la Asociación.

Felicidades a todos los homenajeados y al resto por estar ahí para acompañarles, la asociación “Casa del Maestro” sigue sumando, mirando hacia el futuro con nuevos proyectos de promoción de la cultura en nuestro municipio y especialmente de servicio a los demás.

Finalmente mi agradecimiento a todos y a cada uno de vosotros por el cariño con el que me habéis acogido en vuestra asociación y sobre todo por reconocerme como una más entre vosotros, ha sido el mejor final de curso que habría podido tener.

Y a vuestra presidenta Charo, gracias por abrirme vuestra casa y hacer que me sienta parte de ella.

Os dejo un enlace a la pagina de La Casa del Maestro en Facebook donde podréis ver algunas de las imágenes más representativas de su actividad teatral https://www.facebook.com/casadelmaestrodevaldemoro